Mar 27 2017

Ya descansa Luis Carbonell donde quiso: su Santiago de Cuba

El Acuarelista de la Poesía Antillana, Luis Carbonell Pullés, ya descansa en la tierra santiaguera, el sitio que el tanto quiso, añoró y donde pidió que depositaran sus restos.

Hornas fúnebres a los restos del maestro Luis Carbonell, en el Salón de la Ciudad. Foto: M.A. Gaínza.

Al filo de las 17:00 horas de hoy, la urna de majagua azul y ácana, con la Bandera Cubana incrustada, fue depositada en la bóveda 544 de la familia Carbonell-Pullés, en la necrópolis de Santa Ifigenia.

La ceremonia en el cementerio de esta ciudad fue sencilla: junto al sepulcro se situaron familiares, amistades y admiradores de Luis Mariano, y antes de bajar la urna, Elio Salas, instructor de Arte y seguidor del estilo de Luis Mariano, declamó una de las estampas de Carbonell y la Banda de Conciertos interpretó dos temas: uno de Ernesto Lecuona y otro de Sindo Garay.

Antes, en el Salón de la Ciudad, en la sede de la Asamblea Municipal del Poder Popular, el pueblo santiaguero peregrinó ante la imagen del artista, la urna con sus restos, los símbolos de la Patria: el Escudo y la Bandera, y las ofrendas florales.

Los miembros del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) Lázaro Expósito Canto y Beatriz Johnson Urrutia, primer secretario del PCC y Presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular (Gobernación) asistieron a las exequias del célebre declamador y músico cubano.

En el Salón de la Ciudad, poco antes de partir el cortejo fúnebre rumbo a “Santa Ifigenia”, les dedicaron canciones a Carbonell el Orfeón Santiago, con “Gracias a la vida”; Zulema Iglesias hizo “Drume negrita”, acompañada por la guitarra del maestro Gabino Jardines quien también respaldó a Grisel Gómez en el estreno de la canción “Este es mi adiós”, de la autoría del propio Carbonel, con arreglo de guitarra del maestro Ernesto Burgos.

Fátima Patterson, Premio Nacional de Teatro, declamó una narración de sus ancestros, al tiempo que anunció que a partir de ahora, la tradicional Bienal de Oralidad que tiene lugar en Santiago de Cuba llevará por nombre Luis Carbonell Pullés

El otro momento solemne en el Salón de la Ciudad, fue la intervención de la Premio Nacional de Literatura Nancy Morejón. Sus palabras constituyeron las únicas pronunciadas allí y entre otras aseveraciones señaló:

“Luis Carbonell es uno de los trofeos más hermosos de Cuba porque nuestra poesía no sería la misma sin su concurso…”.

Luego el pueblo que asistió desde las 11:00 horas, reunido en el portal del antiguo Ayuntamiento de Santiago de Cuba se sumó a los cantores del Orfeón Santiago y a los instrumentistas de la Banda de Conciertos para despedir camino a “Santa Ifigenia”, al Acuarelista de la Poesía Antillana

por: Miguel A. Gaínza Chacón

Tomado de Sierra Maestra

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.