Nos sentimos muy satisfechos con el trabajo de la comisión Aponte

Rodulfo Vaillant García, presidente del  Comité Provincial de la Uneac comenta sobre la labor de esta comisión y el recientemente finalizado taller Raza e Identidad

“Nosotros,  en el comité provincial de la Uneac nos sentimos muy satisfechos de la labor que se viene realizado con relación al cumplimiento de los objetivos por los cuales se creó la Comisión Aponte en el seno de nuestra institución. A pesar de que tenemos poco tiempo trabajando con este grupo de compañeros que está tratando el tema de la racialidad, es bueno que se conozca  que en este comité se viene tratando el asunto desde hace varios años y desde diversas aristas. Podemos poner como ejemplo el evento 1912 en la Memoria, que se organizó para recordar el centenario del alzamiento de los Independientes de Color. En ese contexto se presentó un título muy importante de nuestra editorial Caserón, nombrado Por la identidad del negro cubano.  Ahora que hablamos de publicaciones, recientemente vio la luz, también por nuestro sello editorial, el libro Pedro Ivonnet, pasión y muerte de un mambí desconocido, del investigador habanero Loreto Raúl Ramos Cárdenas, y estamos esperando que salga pronto un texto que se hizo en colaboración con el Instituto de Historia de Cuba, en relación a la presencia negra  y mulata en la oficialidad de  Ejército Libertador.

“En principio no queríamos abordar el tema como se ha abordado en otros lugares del país. Hemos pensado que la mejor manera de librar la batalla contra los prejuicios raciales que aún subsisten es mostrando los valores presentes en la población negra y mulata, y su papel en la formación de la identidad santiaguera. Se plantea que en la etapa de la seudorepública los negros y mulatos tenían en Santiago de Cuba una posición o una situación más favorable. No es que no existiera discriminación, sino que esta no se manifestaba de una manera tan marcada como en otras ciudades  y regiones del país como Holguín, Camagüey, Villa Clara, incluso el mismo Cienfuegos, donde la separación era bien notable.”

“Un buen número de los generales que lideraron la guerra de independencia eran de ascendencia africana, especialmente los que procedían de Santiago de Cuba y la zona sur oriental, y estos generales tenían subordinados blancos, lo cual no indica la ausencia de prejuicios, contradicciones y discriminación, pero da una idea de las características diferenciadas de la sociedad santiaguera.

“Es por ello que percibimos que la batalla a librar en Santiago no tenía que ser desde el enfrentamiento o el reclamo de posiciones sino desde la visualización del aporte negro, de la posición que siempre ha ocupado las personas de origen africano (o las que tienen un físico que muestra de manera más evidente este origen) en nuestra ciudad.”

“Hemos desarrollado en Santiago este taller Raza e Identidad, y utilizamos como pretexto el aniversario 95 del traslado de los restos de Mariana Grajales a Santiago de Cuba, desde Jamaica. Este evento ha tocado el tema racial desde diversos ángulos. Hubo, por ejemplo, un panel muy interesante dedicado a los medios.”

“Las intervenciones han tenido un alto nivel. Me gustaría mencionar  la del doctor Ricardo Hodelín Tablada, Aproximaciones neurocientíficas  a la racialidad; la de Mariselis Manzano, profesora de la Universidad, que aborda el asunto desde el punto de vista del arte y la de Rogelio Ramos Domínguez, sobre la situación del racismo en municipios como Songo La Maya.”

“Ahora estamos pensando otro evento, o encuentro para tratar la racialidad desde una perspectiva jurídica y legal, esa sería la próxima parada en esta ruta. Periódicamente pensamos tener estos encuentros que aborden el aporte de  los descendientes africanos  a la sociedad santiaguera y también la situación en la actualidad”.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.